Simulacro en el Bajo Flores juntó a vecinos y futuros bomberos

Se trató de un ejercicio realizado por aspirantes que estudian en el Instituto Superior de Seguridad Pública. La actividad se organiza con frecuencia para llevar conceptos teóricos a la práctica. Sin embargo, fue la primera vez que participaron hombres y mujeres civiles. Fueron consultados por redes sociales y quienes aceptaron formaron parte. Por un lado, ayudaron a la representación y por otro aprendieron cómo se manejan las autoridades ante determinadas situaciones. Simulacro en el Bajo Flores juntó a vecinos y futuros bomberos.

 

El Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) es el edificio que brinda la capacitación necesaria para ser policía de la Ciudad o bombero. Para ello, además de llevar adelante las clases teóricas, se realizan prácticas en distintas zonas de Buenos Aires. Las mismas tienen la finalidad de recrear posibles accidentes para que los aspirantes aprendan a resolverlos. Esta vez tuvo lugar en el Bajo Flores. Un supuesto avión había entrado en emergencia y colisionó contra un edificio. A eso se sumaron choques de vehículos y muchas personas heridas.

Es común que ejercicios como este se realicen a diario. Lo novedoso fue que por primera vez participaron vecinos. Veinticinco hombres y mujeres fueron seleccionados a través de las redes sociales de Participación Ciudadana y fueron invitados al predio. Allí, cumplieron diversos roles como accidentados, familiares y demás. “Fue una experiencia increíble. Nunca nos imaginamos este despliegue de fuerzas a la hora de controlar un accidente. Se nota que están bien entrenados”, indicó uno de los vecinos al medio Perfil.com.

A medida que los hechos iban sucediendo, los cadetes y futuros bomvez que pasa en concreto es muy diferente. Por eso decidimos realizar estos simulacros. Fue la primera vez que participaron vecinos y quedamos muy conformes con la experiencia. Es posible que la volvamos a repetir”, explicaron desde el ISSP.

El Instituto Superior de Seguridad Pública depende directamente del Ministerio de Justicia y Seguridad. Según ellos, además de contar con la ayuda de los vecinos para la representación, buscan que estos últimos entiendan cómo funcionan las fuerzas. Muchas veces, ante diferentes accidentes, las personas creen estar calificadas para intervenir pero terminan interfiriendo por falta de conocimiento. Otro gran problema viene de la mano de los curiosos. Muchos vecinos interpretaron este papel y entendieron que es preferible mantenerse alegados.

De esta manera se realizó el primer simulacro que junto a futuros bomberos con vecinos porteños. Los resultados fueron positivos y podría repetirse con más frecuencia esta actividad. Quienes participaron se mostraron felices con la posibilidad. “Sin dudas fue positivo. No sólo por ayudar sino también porque uno entiende mejor el accionar. Además, nos dieron mucha información y eso siempre es positivo”, finalizó el participante.