El Rosedal de Palermo se convirtió en un “parque homenaje”

La idea surgió a partir de una vecina de la Ciudad. Horacio Rodríguez Larreta conoció la historia y decidió ayudarla. Fue así como se sortearon cincuenta lugares dentro del espacio verde para que familias y amigos recuerden a sus seres queridos. Además, se instalarán otras cien placas en el Parque Avellaneda. Según los funcionarios a cargo de la iniciativa “es una linda manera de unir a los vecinos”. El Rosedal de Palermo se convirtió en un “parque homenaje”.

 

Giselle Mazzeo y Martín Leonardo Galasso eran pareja. Una de sus películas favoritas era Notting Hill, una comedia romántica protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant. Ambos disfrutaban verla juntos. Sin embargo, Martín sufrió un paro cardíaco mientras realizaba ejercicio y falleció. Basándose en el film, Giselle quiso recordarlo y homenajearlo a partir de una escena especial del film.

“En un festejo de San Valentín, yo le armé una placa a Martín, y la pegué en un banco en Parque Centenario, decía: Para Ihn, que ama correr en este parque, de She, que lo ama a él.  Tras el accidente quise que la placa fuera permanente pero con la renovación de la plaza, nuestra placa había desaparecido. Fue por eso que inicie este proyecto personal, quería tener ese recuerdo nuestro”, comentó la mujer durante la instalación.

Giselle decidió utilizar las redes sociales para proponer su idea. El equipo del Jefe de Gobierno porteño la leyó y decidió que era posible de realizar. Fue así como sortearon un total de 150 placas conmemorativas. Cincuenta de ellas para el Rosedal de Palermo y cien para el Parque Avellaneda. Todas ellas se colocarán en bancos y tendrán una frase seleccionada por los seres queridos de la persona.

“Estas acciones ya se han realizado en otras ciudades del mundo como Londres. El homenaje consiste en una placa sencilla colocada en un banco de la plaza. La misma tiene una frase grabada que fue elegida hace varios días por la familia o amigos”, explicó Federico Di Benedetto, subsecretario de comunicación de Participación Ciudadana, quien fue partícipe de la instalación.

Por su parte, Larreta no estuvo presente pero se hizo eco a través de sus redes. “Gracias a la participación de los vecinos, cincuenta bancos del Rosedal ya cuentan con placas que homenajean y recuerdan a personas que por distintas circunstancias marcaron sus vidas”, escribió el máximo funcionario de la Ciudad.

Si bien Giselle buscaba algo personal terminó consiguiendo que muchas personas pudieran sumarse al homenaje. “Mi pedido fue algo chiquito, era para mi, pero se transformó en algo potente. Es  algo muy emocionante”, indicó tras la ceremonia. Además, se mostró contenta de haber logrado su objetivo y que su gesto de amor haya inspirado a otros vecinos porteños.

Por el momento la iniciativa quedará sólo en el Rosedal y en el Parque Avellaneda. Sin embargo, las autoridades a cargo informaron que existe la posibilidad de extender el proyecto a otras plazas y espacios verdes. Los mismos están siendo evaluados y podría realizarse otra convocatoria en el mes de febrero. Al igual que en esta oportunidad, sería a través de las redes sociales y por sorteo.