Preocupación por la cantidad de casos de violencia doméstica

Según una estadística realizada por la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (OVD) se registraron 4.807 mujeres afectadas por violencia dentro del hogar. En más del 50% de las denuncias se registraron agresiones físicas. El mayor porcentaje refleja a mujeres de entre 22 y 39 años que previamente recibieron violencia psicológica, económica y de otros tipos. Preocupación por la cantidad de casos de violencia doméstica.

 

Todos los años, para el mes de diciembre, la OVD entrega estadísticas propias que reflejan la situación de violencia de género dentro del hogar. En esta oportunidad, dio a conocer los resultados del 2017. Desde el Organismo dependiente de la Corte Suprema manifestaron preocupación ya que los casos no descienden.

“La OVD recibe diariamente las presentaciones espontáneas de personas que se acercan a la institución buscando información y orientación. También recibe casos derivados de comisarías, hospitales y ONGs de la Ciudad de Buenos Aires. Trabaja de manera interdisciplinaria durante las 24 horas, todos los días del año. Brinda un real acceso a justicia a la ciudadanía, a la vez que se constituye en un servicio para quienes integran la magistratura, proveyendo los recursos necesarios para ejercer plenamente su labor jurisdiccional”, explican desde el organismo que es precedido por la Dra. Elena Highton de Nolasco, Vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y que funciona desde 2006.

Además de estos servicios, realiza estadísticas anuales con el fin de mostrar la situación que está viviendo el país. En 2017, acudieron a las oficinas un total de 4.807 mujeres. El 66% de ellas denunció haber sufrido violencia física dentro de sus casas y en su mayoría estaban dentro de la franja de 22 a 39 años. Las agresiones denunciadas iban desde cortes y golpes hasta quemaduras con distintos elementos. También se constató que existieron 245 femicidios, dando como resultado una mujer muerta cada 30 horas.

“En la OVD se registran como casos de violencia física, no sólo los que requieren la constatación de lesiones en el momento, sino también los episodios relatados durante la entrevista que no siempre dejan secuelas físicas (por ej. empujones, tirones de cabello, zamarreos, puntapiés, pellizcos, amagos/intentos de estrangulamiento, etc.)”, explicaron en el informe con el objetivo de hacerle saber a las víctimas que no deben esperar a situaciones peores para acercarse a las oficinas y denunciar la situación.
En la OVD, además de tomar la denuncia, se otorga ayuda psicológica y judicial. Desde el organismo explican que constantemente están realizando acciones para que las denuncias sean procesadas con mayor rapidez y puedan tomarse medidas lo antes posible. Sin embargo, todavía tienen mucho trabajo por delante ya que en determinadas ocasiones los procedimientos son muy largos y la vida de las mujeres corre peligro. Por el momento, los datos dejan ver que el número no ha disminuido en relación al año 2016 y que el Estado debe trabajar junto a la Justicia para dar respuesta a estos casos de violencia de género.