Más de cien familias que viven a orillas del Riachuelo serán trasladadas a Barracas y Villa Soldati

De esta manera se finaliza el proyecto para re-ubicar a las personas que vivían en la “Villa 26”. La localización y cercanía al agua contaminada de quienes habitaban la zona generaba un grave riesgo a su salud. El proceso llevó dos años en completarse y a partir de este momento los profesionales podrán continuar con la limpieza del lugar. Por motivos de higiene y seguridad más de cien familias que viven a orillas del Riachuelo serán trasladadas a Barracas y Villa Soldati.

 

Según informes de GreenPeace Argentina, la cuenca del Riachuelo es una de las más contaminadas a nivel mundial. Se estima que cinco millones de personas viven cerca de las zonas afectadas. Los altos niveles de desperdicios y químicos presentes pueden generar problemas de todo tipo para quienes habitan cerca. Además, el 35% de esa población no tiene agua potable para beber y el 55% no posee cloacas. Al juntar todos estos factores se produce un deterioro en la calidad de vida, sobre todo de los más pequeños.

Por ese motivo, en 2015 había comenzado un proyecto para mudar a los vecinos de la “Villa 26” o también conocida como “Villa Riachuelo”. Las casas, algunas fabricadas hace décadas, se ubican a la vera del Riachuelo por lo que tanto adultos como niños estaban en constante contacto. En aquel entonces fueron 108 las familias que se re-ubicaron en el barrio de Barracas. La respuesta fue positiva y el resto de las personas quedaron a la espera de la próxima mudanza.

Dos años más tarde llegó la oportunidad para el resto de los vecinos. El viernes 14 de julio se publicó en el Boletín Oficial que ya estaban dadas las condiciones para terminar con el proyecto. “La disposición conjunta n° 746/IVC/17  establece que las autoridades se encargarán de mudar a 64 familias de la “Villa 26” al complejo habitacional construido en la calle San Antonio 721, en el barrio de Barracas en virtud de la contaminación ambiental y sanitaria de la Cuenca Matanza Riachuelo de la Ciudad y solicita un servicio de traslado para tal fin”, se puede leer en el mismo.

Aparte a esta disposición se emitió otra  (n.º 747/IVC/17) que solicitaba la mudanza de 54 familias más. Sin embargo, estas últimas no irán a Barracas sino al barrio de Villa Soldati. Allí, en la calle Lacarra 2047, se construyó un complejo con todas las estructuras necesarias para que las personas puedan habitarlo. En total son 118 familias las que dejarán de vivir a orillas del Riachuelo.

Si bien la resolución para el traslado de las personas fue dictado por la Corte Suprema en 2008 es importante que finalmente se haya realizado. Todos aquellos que viven en la zona, sobre todo niños y adultos mayores, sufren de graves problemas. La mayoría de ellos se dan en la piel, el sistema respiratorio y el sistema digestivo. Vivir mucho tiempo en contacto con agua contaminada puede acarriar consecuencias irreversibles para la salud.

Según el proyecto, de ahora en más los profesionales encargados de la limpieza deberán continuar sus trabajos. Al margen del Riachuelo se construirá un camino que facilite el acceso de las máquinas necesarias para llevar a cabo las obras. Los niveles de desechos y químicos han descendido en los últimos años pero todavía falta mucho para alcanzar los estándares normales. Años de deterioro y falta de controles provocaron la situación actual de la cuenca. Sin embargo, existe la posibilidad de revertir el daño y mejorar la situación de todos aquellos que viven en las zonas aledañas.