Los barrios porteños “hiper” conectados a partir de mil sensores

Se trata de dispositivos que obtienen información ambiental y de tránsito en general. Según sus creadores, los resultados ayudarán a tomar decisiones ante situaciones como inundaciones, calles saturadas de vehículos, niveles de ruido, contaminación y más. A partir de ellos se podrá plantear soluciones y resolver los problemas que tienen los porteños de una manera más veloz.  En estos días comenzó la instalación de los primeros y se estima que antes de fin de año funcionen todos. Los barrios porteños “hiper” conectados a partir de mil sensores que se ubicarán en plazas, estaciones y avenidas.

Varias ciudades del mundo están utilizando la tecnología para mejorar la vida de sus ciudadanos. Buenos Aires se incluye en esta lista a partir de esta semana. Tras una licitación propuesta por el Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología se instalarán cien módulos (con 10 sensores cada uno) en distintos barrios porteños. Los primeros dos ya funcionan y se encuentran en Parque Lezama y en el Parque de la Ciudad.

“Los sensores estarán al servicio de la vida de los porteños. Con esta tecnología podemos tomar mejores decisiones, predecir fenómenos y, a su vez, potenciar a emprendedores y vecinos”, explicó Andy Freire, quien se encuentra al frente del Ministerio a cargo del asunto, durante la presentación de los dispositivos.

La empresa ganadora de la licitación fue Inipop (de capitales nacionales). Sus empleados se encargaron de crear los sensores y también de su instalación. Enrique Córtes Funes, CEO de la compañía, se mostró contento por el desafío. Además, explicó que trabajarán junto a Microsoft Argentina para llevar a cabo el análisis de los datos obtenidos. “La plataforma de integración modular permitirá al Gobierno dar servicio, a bajo costo, de aplicaciones de sensorizado abierto y masivo”, indicó Funes.

Durante el lanzamiento se dejó en claro que los dispositivos rastrean información general y no a las personas. El objetivo es obtener datos masivos relacionados al clima, la contaminación, el tráfico, control de plagas, etc. Con ellos el Gobierno de la Ciudad tendrá información para proponer soluciones ante cada uno de los problemas. Por último, expresaron que existe una idea para crear una base de datos donde los vecinos puedan obtener los datos también.

“La idea es que los datos puedan ser útiles para toda la población. Por ejemplo, si alguien quisiera abrir un local de venta a la calle podría acceder a través de esta red, conocer la cantidad de gente circula por distintos puntos de la Ciudad y, de acuerdo con esto, decidir dónde le sería más conveniente instalar su negocio”, contó el Ministro.

Esta iniciativa se enmarca dentro de un proyecto que busca ubicar a Buenos Aires dentro de las ciudades más “inteligentes” del mundo. Existe un ranking que, basándose en distintos aspectos, indica si una ciudad utiliza la tecnología para mejorar la vida a su ciudadanos o no. Hasta el momento hay muy pocas que usan sensores como los que se instalarán en la Capital Federal y por ese motivo la Ciudad escalará posiciones en este listado internacional.