La Ciudad de Buenos Aires ya cuenta con una Oficina de la Mujer y Violencia Doméstica

El objetivo de la nueva dependencia judicial será respaldar los derechos de las mujeres y convertirse en un lugar donde puedan encontrar ayuda legal. La disposición fue aprobada por el Consejo de la Magistratura y la sede dependerá directamente de la Corte Suprema de la Nación. Esto le da un gran respaldo y convierte al espacio en uno de los más importantes en cuanto a la violencia de género. La Ciudad de Buenos Aires ya cuenta con una Oficina de la Mujer y Violencia Doméstica.

 

En el día de ayer se aprobó la Resolución N°1074/2017. Marta Basterra, Presidenta del Consejo de la Magistratura, firmó los papeles finales y la “Oficina de la Mujer y Violencia Doméstica del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” quedó oficialmente en funcionamiento.  La sede dependerá de la Jueza Marta Paz (Jueza de Cámara en lo Penal, Contravencional y de Faltas) y tendrá como finalidad facilitar el ingreso a la Justicia de todas aquellas mujeres que sufran violencia y necesiten ayuda legal.

“Sin duda la creación de la Oficina y su designación constituyen un nuevo impulso hacia la incorporación de la perspectiva de género en nuestro sistema judicial y en pos del abordaje efectivo de una problemática compleja como lo es la violencia de género”, indicó Alicia Ruiz, Ministra y Coordinadora de la Oficina de Género del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, al medio Nueva Ciudad.

Según datos otorgados por la Corte Suprema de la Nación, de quien depende la nueva oficina, en 2016 se registraron 254 femicidios en el país. En 2017 todavía no se han dado los datos finales pero un informe realizado por el Instituto de Políticas de Género “Wanda Taddei” explicó que hay más de un femicidio por día a nivel nacional. Por ese motivo desde el organismo decidieron crear una primer oficina que depende de Elena Highton de Nolasco, miembro de la Corte. Al obtener buenos resultados se decidió generar más de las mismas y es así como nació la que se encontrará en la Ciudad de Buenos Aires.

Dentro de las obligaciones que tendrá la nueva sede judicial se encuentran la de asesorar y hacer respetar los derechos de las mujeres a nivel local, nacional y también internacional ya que Argentina adhirió a los mismos a partir de tratados. Uno de los principales problemas a la hora de judicializar la violencia de género es que las mujeres no cuentan con un espacio de contención. A esto apuntará la nueva oficina que probablemente se ubique en el Ministerio de Justicia porteño aunque todavía no se ha oficializado su futura dirección.

De esta manera quedó oficialmente creada esta oficina que tendrá jurisprudencia en todas las comunas de la Ciudad de Buenos Aires. Por el momento no se dieron detalles sobre su funcionamiento diario pero lo más probable es que opere como cualquier otro espacio judicial. Su existencia es de suma importancia para combatir un grave problema que sufre la Ciudad y la Argentina. Se espera que en un futuro cercano existan dependencias similares en todas las provincias del país.