Comienzan las obras para urbanizar un barrio de Puerto Madero

Se trata de la Villa Rodrigo Bueno. Tras un relevamiento se supo que allí viven cerca de mil familias. Todas ellas lo hacen en condiciones que pueden perjudicar la salud, sobre todo de los más pequeños. Por ese motivo se inició un proyecto para construir departamentos y mejorar algunas de las casas. Según los realizadores, tomará todo el 2018 para concluir con el plan. Comienzan las obras para urbanizar un barrio de Puerto Madero que beneficiaría a casi cinco mil personas.

 

El predio se ubica sobre la Avenida España a metros de la Reserva Ecológica de Costanera Sur. Hace unos meses el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ordenó realizar un pequeño censo para conocer cómo vivían los vecinos. El mismo mostró que la mayoría de las casas están conectadas de manera ilegal a la red eléctrica, ninguna tiene agua potable y menos del 10% cuenta con gas natural. Tras estos datos se concluyó que las personas corrían riesgo de contraer enfermedades.

Por ese motivo, se llevó a cabo un proyecto para mejorar las edificaciones y los servicios. Al principio se generaron algunas polémicas ya que muchos pensaron que iban a desplazar a las personas para construir un barrio de lujo. Sin embargo, eso no ocurrió y el próximo mes comenzarán las obras. El objetivo es construir cerca de 600 viviendas y remodelar otras 500. Además, se incluirá infraestructura urbana (luminaria) y un polo gastronómico que será manejado por los propios vecinos.

“Lo que buscamos es integrar el barrio Rodrigo Bueno a la ciudad. Nos referimos a la integración urbana, habitacional y social. Por eso trabajamos para generar vías de comunicación entre los barrios, para que todos estén conectados desde el transporte hasta los servicios y el espacio público, que tiene que ser un lugar de encuentro”, explicó Juan Maquieyra, director del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), al medio La Nación.

La polémica originada en marzo provocó que se realizaran varias reuniones con las familias para explicarles el proyecto. De ellas surgieron algunas ideas que se incluyeron en los planos finales. Al manifestarse, los vecinos indicaron que al participar no sólo se sintieron más tranquilos al respecto sino que pudieron ofrecer su experiencia para las mejoras.

El próximo mes comenzarán las obras para nivelar el terreno. Un vez finalizada esta etapa, se realizarán los edificios. Los mismos no superarán los cuatro pisos y ninguno tendrá más de quince departamentos. Los plazos indican que se construirán durante todo el 2018 y que la inauguración oficial será a principios de 2019. La inversión alcanzará los mil millones de pesos y beneficiará a casi cinco mil personas.

La finalidad no sólo consiste en mejorar las viviendas sino también darles un espacio de trabajo. Por ese motivo se construirá el polo gastronómico. Muchos de los vecinos cocinan y venden sus productos por lo que el espacio les servirá para mejorar sus condiciones laborales. Esa fue una de las ideas que surgieron en las reuniones y que finalmente se anexó al proyecto. Así, la Villa Rodrigo Bueno dejaría las condiciones precarias para convertirse en un barrio que posibilite una buena calidad de vida a sus habitantes.