Una muestra expone material inédito del Centro Editor de América Latina

Durante los próximos meses se presentará en el Museo del libro y de la lengua, ubicado en Recoleta, la exposición “Una fábrica de cultura”. La misma cuenta la historia de la editorial fundada por Boris Spivacow en 1966. Cartas, fotografías históricas y catálogos son algunos de los elementos exhibidos. Una muestra expone material inédito del “Centro Editor de América Latina” que fue creado durante la dictadura de Onganía y cerró sus puerta en 1995.

 

Boris Spivacow trabajaba en la Editorial Universitaria de Buenos Aires cuando Juan Carlos Onganía organizó el golpe de estado en 1966. Tras la Noche de los Bastones Largos, él decide renunciar y organizar su propio emprendimiento. De esta manera nace el “Centro Editor de América Latina” que buscaba darle lugar a reconocidos escritores pero además tener precios económicos para que todas las personas pudieran acceder a sus escritos. De hecho, uno de sus eslogan más famosos era “un libro al precio de un kilo de pan”.

Cinco décadas más tarde un equipo de personas decidió realizar una muestra en la Ciudad de Buenos Aires para contar la historia de la editorial. “Esto es resultado de un proyecto en el que participé desde el 2006 hasta el 2011. La idea era recuperar la experiencia de las editoriales de Spivacow, Eudeba y el Centro Editor de América Latina. Tomamos testimonios, buscamos documentación y completamos los catálogos de la Biblioteca”, indicó al medio Télam la curadora de la muestra, Judith Gociol.

Dentro de los personajes más reconocidos que trabajaron en el “Centro Editor” se encuentran Beatriz Sarlo, Horacio Achával, Jorge Lafforgue y Oscar Díaz. Muchos de sus empleados fueron perseguidos a lo largo de los años. En 1974, por ejemplo, la Triple A secuestra y asesina a Daniel Luaces, quien ejercía en la editorial. En 1978, plena dictadura militar, se le secuestró una gran cantidad de libros que dos años más tarde serían prendidos fuego ya que según la Justicia representaban “un peligro para la Seguridad Nacional”.

“Fueron aproximadamente cinco mil títulos los que publicó el Centro Editor, colecciones que podían llegar a tener 400 títulos, tiradas que llegaban al millón de ejemplares. Lo que asombra es que lograron todo con la tecnología de la época, sin redes sociales; cuando empezaron ni siquiera tenían fotocopiadora. Es interesante mostrar los aspectos artesanales del proyecto”, expresó la curadora en la entrevista.

Gran parte de este material se puede ver en la muestra. También, brinda la posibilidad de observar cómo era el proceso de producción en aquellos años. “Muchas de las piezas que se presentan tienen que ver con el modo de producción: lo que habitualmente no se ve de los libros. El objetivo es mostrar lo que era el proceso de realización: informes sobre colecciones, archivos, libretas de Spivacow donde iba haciendo cálculos, correspondencias, correcciones”, finalizó Gociol.

La exposición estará abierta al público hasta agosto en el Museo del libro y de lengua, ubicado en Avenida Las Heras 2555. Los días y horarios de visita son martes a domingo de 14 a 19 en la Sala Julio Cortazar. Quienes quieran asistir pueden hacerlo de forma gratuita. Una parte de la historia del “Centro Editor” se está exhibiendo y representa una oportunidad para conocer detalles de esta histórica editorial.