Buscan que un hospital de Parque Patricios tenga escuela inicial

El proyecto se presentó en la Legislatura porteña. El objetivo es construir una escuela inicial en el Hospital Udaondo (Comuna 4) para los hijos de los trabajadores y los niños del barrio. Quienes presentaron la iniciativo advirtieron que la vacante escolar en esa zona de la Ciudad es limitada. Por ese motivo buscan que un hospital de Parque Patricios tenga escuela inicial.

El Hospital Udaondo, ubicado en la calle Caseros 2061, tiene la capacidad de albergar una institución escolar para infantes. Por ese motivo, la comunidad de trabajadores del establecimiento médico pidió a la Legislatura que apruebe un proyecto para crear el jardín. Según expresaron, esto no sólo los beneficiaría a ellos sino que también a los vecinos del barrio y la Comuna.

“Como lo demuestra su historia, el Hospital Carlos Bonorino Udaondo es uno de los nosocomios más importantes que tiene nuestra Ciudad, allí concurren cientos de pacientes por día para tratarse. Cabe destacar que los trabajadores del mismo hace años reclaman una guardería, esto se debe a la falta de vacantes que hay en la zona. Es importante saber que de los más de 600 empleados que tiene el hospital, 381 son mujeres. Este dato demuestra la necesidad de contar con una guardería en el lugar de trabajo, por eso este proyecto tiene como premisa solicitar la construcción de una de ellas en el hospital Udaondo”, explica el escrito que se presentó.

El mismo fue expuesto por el Legislador Hernán Rossi, quien forma parte del partido SUMA+. “ Presenté este proyecto porque creí importante representar el pedido de la comunidad médica del Hospital Udaondo de crear una guardería para los hijos de los trabajadores y a los vecinos”, indicó el funcionario. No es la primera vez que él solicita inversiones en educación dentro de la Comuna 4. En junio había pedido un informe sobre la construcción de la Escuela Media 19 “Homero Manzi”, en Nueva Pompeya. En aquella oportunidad los vecinos querían saber si se iba a realizar o no porque sólo veían los carteles pero no las máquinas.

Pese a ser un Hospital monovalente, el Bonorino Udaondo, se ha sostenido a través del tiempo por lo que son sus mayores fortalezas: el recurso humano y la patología, destacable no sólo por su número y variedad, sino por su complejidad. Puede decirse, con orgullo, que hay un buen número de gastroenterólogos latinoamericanos formados en el Hospital, y que no menos de la mitad de los que se dedican a la gastroenterología en el país han pasado por él, ya sea integrando sus filas de profesionales, o como becarios, residentes, concurrentes o asistiendo a los cursos que en él se dictan. Esto ha contribuido a que sea reconocido como centro de derivación no sólo dentro de la Red de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sino también del resto del país”, señalan en la iniciativa con el objetivo de demostrar la importancia que tendría la institución para quienes trabajan en el hospital.

Por el momento, el Legislador Rossi presentó el proyecto en la Legislatura. Sólo resta esperar para saber si será debatido por los funcionarios de la cámara. Quienes conforman la comunidad médica del Udaondo advierten que hace años solicitan esta posibilidad. Por lo tanto no se muestran muy esperanzados ya que han sido rechazados con anterioridad. De todas formas, siempre existe la posibilidad de que sean escuchados por sus representantes y que, finalmente, obtengan la escuela inicial que necesitan.